jueves, 7 de agosto de 2008

The Savages

Como en un cuento de Carver,
lo triste termina pareciendo comedia.
Tragi-comedia.
El teatro del absurdo se hace realidad,
el padre recibe su no castigo, en un hotel que es asilo,
y los amantes de los dos hermanos se disuelven.
Ella narra y sobrevuela el accidente.
Él cruza el Atlántico para decir "si, quiero".
El final parece feliz, con drogas legales de por medio,
jamaicanos-nigerianos, una lámpara de lava y un gato al que llaman Bestia.
Y la salvación es... para los que no se rinden!
O eso me pareció antes de que los títulos de crédito me robaran una sonrisa.
La banda sonora era como de sueño antiguo. De ahí que hasta piense en repetir...

3 comentarios:

Meryone dijo...

bestia es un nombre casi tan bueno como folerpa para un gato

ponme malas de comic, ponme

y si superas el pecado del señor von stuck me planteo quedarme

besos

Mer dijo...

es estreno? no he oído nada de ella.

La pequeña Delirio dijo...

No, Mer, no es estreno... llevaba ya un par de meses en cartel, ;)