lunes, 30 de marzo de 2009

Abrazos rotos

Más allá del efecto Boyero. Me gustaron las ficciones capilares, la fotografía saturada, la dobladora, Mujeres y maletas, los homenajes al cine dentro del cine, mirar en los cajones de un director ciego. De este cine de la hipérbole sigo amando La flor de mi secreto sobre todas las producciones de su etapa más barroca. Porque estos abrazos me han resultado un tanto fríos, distantes, estetas. Extremos, pensados, tremendos. No entendí qué hacía Cat Power en la banda sonora ¿Un guiño a la Coixet? Y Almodóvar recupera a la clásica femme fatal, la de moral laxa, la del destino programado, la perdida y caprichosa que juega con las cartas marcadas. Un clásico, vaya. Al carajo la posmodernidad.

3 comentarios:

Alvy Singer dijo...

Cat Power convierte stromboli en algo bello y nuevo. Guiños a la Coixet espero que no. ESPERO.

La pequeña Delirio dijo...

A mi me sacó un poco/mucho de la pelicula ;)

malamente dijo...

completamente de acuerdo. de hecho no se ni para que te lo pongo, pero es que has puesto palabras a lo que yo pensaba en mi cabecita.

besos