miércoles, 22 de septiembre de 2010

Cameron ¿postfeminista?

Blancanieves y la Bella Durmiente despertaban tras un casto beso para, después, pasar por el altar. Las heroínas de James Cameron, tras el único coito del metraje, se transforman. Abren los ojos a un nuevo mundo. Pero dejar atrás un pasado de sumisión tiene un precio. Que se lo digan a Michael Biehn y Di Caprio, catalizadores del cambio además de bellos cadáveres.

2 comentarios:

Samu dijo...

¡¡Por supuesto que Cameron es un jodido defensor de la heroína y que es uno de los mejores directores de acción que lo ha mostrado!!

La pequeña Delirio dijo...

Es revelador eso del coito como despertar a la soltería y la independencia de espíritu ;)