lunes, 19 de mayo de 2008

Cosas que hacer en una semana sideral

Resumir estos cuatro días pasados. Metatextualizar a Vila-Matas. Leer el libro de Lydia Cacho. Caminar hacia atrás. Escuchar a una fotógrafa. Ir a la ópera. Construir masculinidades femeninas. Quedar con una u minúscula y el resto de vocales. Desobedecer. Adorar a un héroe pulp. Hablar del héroe pulp en las ondas. Mandar mails. Leer rótulos de neón. Escribir una carta a mano. Llenar el vacío. Dormir...

5 comentarios:

alejandro dijo...

De Plaza Mostenses soy!

corferit dijo...

Semanita completa.
Casi no se puede pedir más.

alejandro dijo...

"Inercias cotidianas, dolores inseparables de la carne, mi cuerpo es mi protesta, y decido no tener hijos... decido ser el otro"


conmovedor

Mar dijo...

La semanas así (siderales es un buen nombre) dejan tras de sí satisfacción y cansancio, con una mezcla en la que la proporción viene a serlo todo :-)

Besitos

AAN dijo...

Yo acabo de terminar una de esas semanas de mil cosas y cansancio... Ah, no! Que mañana ya es martes! Se me va la vida.