viernes, 23 de mayo de 2008

Mujer especular

Que haya sueños es raro, que haya espejos,
que el usual y gastado repertorio
de cada día incluya el ilusorio
orbe profundo que urden los reflejos.

Dios (he dado en pensar) pone un empeño
en toda esa inasible arquitectura
que edifica la luz con la tersura
del cristal y la sombra con el sueño.

Dios ha creado las noches que se arman
de sueños y las formas del espejo
para que el hombre sienta que es reflejo
y vanidad. Por eso nos alarman.

Fragmento del poema Los Espejos, de Borges. Ilustración "robada" a una fotologera, de Liza Corbett.

3 comentarios:

alejandro dijo...

Ilustraciones, de la neoyorquina Liza Corbett, :)

Demolition Doll dijo...

Precioso poema y encantadora ilustración.

u minúscula dijo...

en ficciones borges decia que los espejos y los hombres son abominables, porque reproducen...