miércoles, 23 de julio de 2008

¿Afinidades electivas?

La monogamia y la infidelidad benefician a machos y hembras por igual. La monogamia evoluciona cuando el pago de una parte del coste de la crianza por el padre es una ventaja decisiva frente a las «madres solteras». Pero tiene costes para ambos sexos: para los machos, porque les impide repartir su capital reproductivo entre cuantas más hembras mejor, y para las hembras, porque no tienen acceso libre a los mejores genes masculinos (los machos monógamos se vuelven tan selectivos como las hembras a la hora de elegir pareja). De ahí que los machos monógamos intenten seducir a las parejas de sus vecinos para dejar más descendencia a coste cero, y las hembras monógamas se dejen seducir por los galanes de mejor calidad genética que su pareja. La diferencia es que los machos buscan amantes ocasionales y las hembras buscan amantes excepcionales. Pero la diferencia más fundamental es que la infidelidad femenina es una estafa darwiniana en toda regla, porque si la hembra queda preñada de otro macho el engañado trabajará para criar hijos que no portan sus genes, mientras que, por mucho que un macho se dedique a seducir a otras hembras, nunca hará que su pareja engendre hijos de una rival. Es en este sentido estrictamente reproductivo en el que se puede decir que la infidelidad masculina no perjudica los intereses femeninos. Por eso los celos masculinos son fáciles de explicar, mientras que la justificación darwiniana de los celos femeninos no es tan obvia.

Seguir leyendo entrebestia a Ambrosio Gª Leal, autor de El sexo de las lagartijas

3 comentarios:

Mado Martínez dijo...

Oye, pues el texto tiene su punto...

La pequeña Delirio dijo...

A mi me da miedo, aunque también es cierto que lo he sacado de contexto, :)

ojosdeniebla dijo...

Una entrevista muy muy interesante, sí señor.

Personalmente, yo siempre he pensado que los celos masculinos estaban determinados por el sentido de la posesión, y, en el caso de la mujer, por el dolor del engaño y la disminución del propio autoconcepto peeeeeeero este también es un punto interesante ^^


La que ya no tengo tan claro es si la monogamia es tan factible. Siempre me ha parecido más una teoría que una práctica, porque a la vista está...Aunque debo decir, al menos en mi caso, que si ya es difícil encontrar una persona con la que establecer esa increible conexión a la que llamamos "Amor", encontrar más de una es toda una odisea :S



Aquí tu fiel lectora .*