domingo, 14 de diciembre de 2008

After - noon

Masticando chicle de canela, en una tarde de domingo, pienso en los coches que pasan bajo mi ventana, recuerdo una cena con dos titanas y plan(t)eo un problema al cuadrado. Tengo una baraja nueva. Me han pedido que lea, en alto, pero no puedo. Aún no.

Tirito, titubeo. Y me enternezco. No consigo centrarme, pero he comprado felicitaciones por primera vez en mucho tiempo.

4 comentarios:

Comtessa d´Angeville dijo...

Las felicitaciones más bonitas hacerlas :)

Chicles de canela...

La pequeña Delirio dijo...

Te refieres a que las haga con mis manitas? :)

u minúscula dijo...

me encanta ejercitar mi paciencia

Trice dijo...

creo que nos vemos el jueves pequeña del, en otra cena de titanas... :)

yo quiero una de esas felicitaciones felicitógenas, q son tiempos mu grises éstos...

besotote!