lunes, 5 de enero de 2009

Sobre árboles a principio de año

Goethe decía que él era un abeto enamorado de un limonero. Porque tenía pasión por los países mediterráneos. Yo soy un limonero enamorado de un abeto.

Ana María Matute

3 comentarios:

Comtessa d´Angeville dijo...

Ganitas de llorar o ser niña de ochenta y tantos con esa entrevista ayer!!!!!

Señorita el sobre debe estar a buen recuerdo en la oficina de correos que correspone al pueblo, según mi madre. Como el pueblo es muy pequeñito el cartero no reparte hasta que tiene un determinado número de cartas, que hace mucho frío como para salir a pasear!

La pequeña Delirio dijo...

Se me caían los lagrimones de madrugada con la buena de Matute. Y me tranquiliza usted con esa información sobre el paradero de su sobre, bellezón nórdico ;)

Nébula dijo...

soy un junco sin enamorar :_