lunes, 9 de febrero de 2009

Contra-programación

Es tan fácil, tan sencillo, ser buena. Solo tienes que responder a tu preciosa programación de género. Solo tienes que depilarte las ingles los días pares. Acudir al médico, religiosamente. Abrir la boca para tragar tus hormonas, deliciosas pastillitas rojas. No hay cuchara que recoja tantas lágrimas estrogenadas.

Christina y Nacho - Me he perdido

1 comentario:

Nébula dijo...

nunca me gustó lo fácil ¬¬