lunes, 6 de abril de 2009

Infantes siniestros

Ya lo decía HR Giger, no hay nada más terrorífico que una sala llena de niños llorando. Los infantes siniestros de Kokomoo recuerdan un poco a Shintaro Kago, solo que en blanco y negro. Siniestros y per- ver- sos. Muy de lunes (santo).

2 comentarios:

Comtessa d´Angeville dijo...

y yo que sólo quiero que un infante de esos...

La pequeña Delirio dijo...

definitivamente, querida amiga cárnica, está usted revolucionada