viernes, 1 de mayo de 2009

Déjame entrar

Lina Leandersson, nínfula fatal de la suecada vampírica Déjame entrar, es una belleza de catorce años que se dedica a provocarle vacíos de estómago a un púber angelical que quiere ir "en serio"con ella, aunque no sea "una chica". Ella es triste y letal, una siniestra manipuladora - hambrienta, juguetona - en el cuerpo de una infante de ojos claros. El momento de la imagen bien vale el precio de la entrada. Muy recomendada para aquellos que crecieron con Kirsten Dunst en Entrevista con el vampiro, la Portman en León, el Profesional o Christina Ricci haciendo de Miércoles Adams. El cine nos empujó a amarlas.

8 comentarios:

drzito dijo...

Se llama Eli, se define como "no chica" y es simpatica solo a ratos.

Nébula dijo...

me encantó y esa fue una de las escenas que me enamoraron :)

La pequeña Delirio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La pequeña Delirio dijo...

El autor censor soy yo, que me he censurado a mi misma, no se alarmen... y que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia ;)

Samu dijo...

wjejejej, y pensar que se te escapó lo más retorcido de la cinta...

:P

La pequeña Delirio dijo...

jooo, es que no soy tan rápida como algunos creen... digamos que me pudo la programación de género
:(

Samu dijo...

te quedaste en la cortina abrechirlas y no viste lo que había...

meeeeeeeec!

La pequeña Delirio dijo...

vale, vale... deja de hacer sangre, que una es débil y se dejó encandilar por los ojos, las muecas y el cubo de rubik ;)