sábado, 16 de mayo de 2009

Santas del porno

Pornsaints es un proyecto vivo, mutante. "Is an artistic approach to porn; a pornographic approach to art; a pornartistic approach to religion". Me he acordado de él a propósito de una entrevista-reportaje que El País Semanal le hizo la semana pasada a la diosa Sophie Evans.

De todo el reportaje me llamó poderosamente la atención este fragmento que les dejo:

"- Se gana mucho más en la prostitución", reflexiona Sophie. "Aunque en el porno cada una tiene su precio; decide dónde, cómo y con quién trabaja y qué está dispuesta a hacer. Te pagan según lo lejos que llegues. Si lo haces sin condón, ganas más. Y cuanto más lejos vayas, cobras más".

- Habla de prostitución. ¿En qué se diferencia de su profesión? Porque ustedes cobran por vender su sexo...

- "Es diferente. Si me llaman puta, no me están insultando; es que no lo soy. Soy actriz. Es un trabajo distinto; una prostituta va en secreto con un cliente al que no elige y yo tengo sexo con un director y un equipo de cine y exclusivamente para hacer una película. Todo es sexo pagado, pero el cliente es distinto. Y la forma de expresarnos... la prostituta se mueve en el anonimato, y nosotras, cuanto más conocidas seamos, cuantas más películas, fotos y actuaciones hagamos, mejor".

6 comentarios:

Mameluco dijo...

Mi santa preferida es Santa Belladonna de Biloxi.

:)

La pequeña Delirio dijo...

He de admitirle que es una de mis santas también ;)

Comtessa d´Angeville dijo...

yo digo muchas veces que si estuviera buena me gustaría ser actriz porno

Comtessa d´Angeville dijo...

o prostituta de lujo

La pequeña Delirio dijo...

Siempre te podemos a hacer un dibujo como el de estas santas ;)

Me ofrezco voluntaria, je

Mameluco dijo...

Yo, creo, desde mi modesta opinión de mameluco, que no hace falta ser una "tía buena" para hacer porno.
Lo importante son las ganas y que se note (o se logre convencer) de que te gusta el asunto.
Puede transmitir más una persona normalita que un cañón de mujer, porque somos much@s a los que nos gustan las mujeres cercanas y no tan perfectas. Lo "imperfecto" (esto también entrecomillas porque no es ningún defecto), lo diferente, es muy bonito.
Pero creo que esta percepción es más de fotógrafos y dibujantes que del porno, que no deja de ser una industria que se deja llevar por las corriente mayoritaria de los gustos.
Y todos sabemos que las mayorías son a veces bobaliconas.