martes, 9 de noviembre de 2010

Avatar

Mi querida -e hiperactiva- Mireia Pérez me ha regalado una máscara nueva y una cabecera delirante, preludio de algunos cambios que se avecinan en este blog. Noviembre es un mes de frío y castañas asadas, y el comienzo de la temporada invernal de salones de cómic. Servidora se siente agradecida y emocionada; solo les puedo pedir que se mantengan a la espera, se avecinan curvas.

8 comentarios:

iRati dijo...

ummm... pinta bien la cosa, me rio un monton con las tiras de la Mireia Perez! :D

Samu dijo...

Me encanta la cabecera! Vaya Delirio más cabaretera le ha salido! Desde aquí noto el perfume de alcohol y tabaco! Le falta la copa de cognac y puro! :D

Manuel Bartual dijo...

¡Qué chulísimo todo!

Nébula dijo...

me guzta *.*

unrespetoalascanas dijo...

Sublime :)

Tapion dijo...

Muy bonico..

Markitos dijo...

¿Quién es ella?

La pequeña Delirio dijo...

Se supone que una servidora ;)