jueves, 29 de noviembre de 2007

29

Me dicen que es tan solo un día. Un día más. Nada más. Solo eso. Pero 29 también es una frontera. Un parón en el camino. Un lugar entre 28 y 30. Un momento donde titubear, pensar, cumplir años, empezar algo o terminarlo. Todos los 29 me pasa. Un nudo en la boca, en el ventrículo izquierdo, en el estómago. Ansiedad, o eso me cuentan. Prefiero considerarlo un reloj, mi reloj. Un banco de piedra donde pararme a tomar aire. Y respirar. Aire, más aire. Como un globo. Y subir. Alto, muy alto. Para ver las cosas desde otro sitio, como una nube delirante. Y cambiar.

2 comentarios:

Mainumby dijo...

Eli!!!



Es tu reloj, para que hagas lo que quieras...

Sube tan alto como puedas y más. Toma todo el aire, observalo todo y seguí siendo como hasta ahora...
Como una eterna delirante, como una nube... Cuidame y seguí tan cerquita como siempre...

A question of time, sí, es verdad... Cambiar para bien, siempre...

Te quiero, sin tiempo, you know...

Gracias!!!

La pequeña Delirio dijo...

Sin tiempo... ais! Somos todos conejos blancos cayendo por la madriguera, y pueden hacer los chistes que quieran con el doble sentido, para eso estamos ;)