jueves, 12 de junio de 2008

En otro planeta, tiempo y espacio...

La ciencia ficción cinematográfica se sostiene, en gran medida, por sus bandas sonoras. Esta reflexión de mediodía la ha provocado una noticia, esta noticia.

La NASA acaba de anunciar su decisión de enviar una sonda hasta el astro rey y hacerla penetrar, por primera vez en la historia de la exploración espacial, en su ardiente atmósfera. «Iremos a visitar por primera vez una estrella viva», asegura Lika Guhathakurta, uno de los responsables de la misión, desde el cuartel general de la agencia espacial. «Se trata de una región inexplorada del sistema solar y con enormes posibilidades de realizar descubrimientos».

De ahí mis neuronas han volado a Sunshine, la última película de Daniel Boyle. Escuchando su banda sonora, firmada por John Murphy -responsable también de la de 28 días después- y el grupo Underworld, me he acordado de Cliff Martínez y su trabajo enorme en la Solaris de Soderbergh. No exagero, es la banda sonora que más veces he escuchado, a solas o convenientemente acompañada. Tantas sensaciones, emergiendo, sin control, por culpa del sonido, que no la imagen ¿La música como la más abstracta de las bellas artes? Eso dicen los teóricos del arte.

Y, no me odien, pero he cerrado mi pequeño círculo selecto con una debilidad, Michael Nyman y su trabajo en Gattaca, para el deleite de aquel que pinche en el enlace, claro. Atrévanse a decirme que no hay algo mágico en todas ellas. Triste y perturbador. Son ciencia ficción en sí mismas. O eso me gusta pensar.

7 comentarios:

Samu dijo...

todas las pelis de Sci fi que señalas y sus bandas sonoras son de lo mejorcito de los últimos años, aunque muchos se quedasen indiferentes con el corta y pega de Sunsine..

La BSO de Solaris.... a mi me lleva diréctamente a esa noche editando "la guerra de los dioses"...

desde aquel día, en curros intensos me acompaña durante horas.

:)

La pequeña Delirio dijo...

Haré otro de cine fantástico, con El Protegido y La Joven del Agua a la cabeza, :)

Demolition Doll dijo...

Soy una ignorante, ni he visto Solaris (me gustó mucho el libro,eso sí), ni recuerdo la BSO de Gattaca...

Me voy a tener que poner a ello...

Y hablando de El protegido y la Joven del Agua, hoy se estrena El incidente...

Bien!

Mordisquitos dijo...

Lo mismo se puede decir del cine de fantasía heróica.

¿Quién recuerda a Conan el Bárbaro? ¿Y por qué?

PD: Me han aceptado dos nuevas comunicaciones :( A veces no aprendo ¿Qué tal te fue en aquel congreso de MM. de MM.?

Winnie dijo...

Amo las bandas conoras, yo creo que definitivamente, y en esencia, el cine es música. Es ritmo, melodía, fluidez... No he escuchado la banda sonora que dices, pero mañana mismo la buscaré. Yo te recomiendo entre otras muchas la de la película de Frida, últimamente es la que más escucho...
Un besote

Samu dijo...

Mordisquitos: Basil poledoirus...
que cracK!

Iria dijo...

No es una BSO en sí, pero por sus características, autor, representación, y sobre todo, por su fin: encargo de la NASA (de ahí que viniera a mi mente), para colocarla en la sonda espacial de la misión Mars Odyssey.
"Mythodea" de Vangelis respondería a cualquier film de ciencia ficción...

Un saludo y estupendo blog