martes, 7 de julio de 2009

El alma de una terminatrix reside en sus pies


"Definamos una máquina ultrainteligente como una máquina que pueda superar todas las actividades intelectuales de cualquier hombre, por muy inteligente que sea. Puesto que el diseño de máquinas es una de esas actividades intelectuales, una máquina ultrainteligente podría diseñar incluso máquinas mejores; entonces se produciría sin duda "una explosión de inteligencia" y la inteligencia del hombre quedaría muy atrás. Así, la primera máquina ultrainteligente es la última invención que necesita hacer el hombre, siempre que la máquina sea lo suficientemente sumisa como para permanecer bajo control. [...]

Es más que probable que en el curso del siglo XX se construya una máquina ultrainteligente y que esa sea la última invención que el hombre necesite hacer."

Vernor Vinge, extraido de El Rival de Prometeo

4 comentarios:

K▲LIGUL▲ on Kandor dijo...

Totalmente de acuerdo, y como es mujer no le olerán los pies a cerdo

La pequeña Delirio dijo...

a cerdo??? será a queso...

Samu dijo...

eeh...
uh...

Entonces la caca de las niñas huele a caca o nO?

La pequeña Delirio dijo...

Mmmm... por aquí me dicen que a flores :P