lunes, 7 de junio de 2010

Maravillosa Sasha Grey

Tyra Banks tiene un programa donde los entrevistados vomitan traumas y demás horrores cotidianos. Hace tres años, a la joven Sasha Grey la buena de Banks le intentó arrancar un relato repleto de abusos y demás explicaciones de diván para entender el porqué de su dedicación al cine pornográfico, pero lo que se encontró fue a una chica segura de sí misma, orgullosa de su modo de vida y que disfruta -mucho- con su trabajo. La salvación de su alma no puede darse porque no se arrepiente de sus pecados, la muy desagradecida. Me he acordado de esta entrevista leyendo esta otra en el blog de Pedro Calleja donde Sasha dice que en el porno ella es "una perra sucia y peligrosa". Y es que lo suyo es vocacional. "Es mi profesión. Todo lo demás, el cine convencional, la música, la fotografía, es algo que va y viene. Me gusta, pero no le doy demasiada importancia. Mi cuerpo es mi arte, y esa es la herramienta que uso para ganar dinero". Y, lo que más me emociona, ella es la prueba de que existe la posibilidad del caos y el sufrimiento sin sentido. A sus películas me remito.

7 comentarios:

Horrach dijo...

Casos opuestos, pero la misma verdad: la Grey no se arrepiente, aunque se lo exigen, porque su camino es la verdad y la vida. Que se lo exijan es prueba de que está en la buena dirección. En cambio, y más cercano a nosotros, Andrés Calamaro sí se arrepiente de una cosa muy diferente. Nadie se lo pedía, al contrario. Y todo el mundo sorprendido, porque el personal pensaba que su camino era el nuestro, el correcto, el único posible y deseable.

saludos

Samu dijo...

Sasha Rules!!!!

El Hombre Malo dijo...

Agh... llevo meses con el tema de la entrevista Sasha vs Tyra pendiente y vas tu y me lo pisas. me está bien empleado.

La pequeña Delirio dijo...

Hombre Malo, anímese a escribirlo, su punto de vista siempre es interesante ;)

BARbudo dijo...

adoro a Sasha, a ver si un dia de estos puedo conocerla,jaja.

La pequeña Delirio dijo...

Tiene twitter ;)

Eduardo dijo...

Conocí a la chica por Oprah (shame on me) y me pareció sólida como un muro joven. Aunque creo que, si no canaliza el filón encontrado, lo pagará psicológicamente. Nuestra programación viene del útero materno y es muy difícil quitarla. Pero aplaudo la ruptura, sin molestar a nadie.