jueves, 16 de julio de 2009

Una caperucita, la más roja...

De rebote me he encontrado con una ilustración de una artista boliviana, afincada en México, de nombre Alejandra Alarcón. Su página está caída, pero he encontrado un blog, semiabandonado, con referencias a su exposición titulada Caperucita, la más roja que me tiene intringada. Ediciones La Ñatita utilizó una de las ilustraciones de esta exposicion para su portada del número siete del fanzine Gringo Muerto. La Razón boliviana le dedicó un bonito reportaje donde la artista explica de qué va su caperucita...

"En el cuento le ordenan que no tome una ruta, pero mi Caperucita, la más roja se va por donde más quiere. Camina sin miedo al lobo; quizá porque quien debe tenerle miedo es él: se lo va a comer. Esta es una Caperucita dueña de su cuerpo, dueña de su poder de seducción; una Caperucita autónoma y salvaje".

Habla de la transgresión del arte y de la acuarela, tan transparente que parece que no hiere. Y le preguntan por los cuentos (esta mujer es todo lucidez): "Los mitos son para definir quién es el bueno y quién es el malo. Pero en realidad nosotros somos tan lobos como humanos, tan buenos como malos, tan hombres como mujeres. Caperucita es el lobo y el lobo es Caperucita".

La imagen que corona el post es de su serie El olor del clan. Ternura y perversión. Esta mujer, definitivamente, me cae muy bien.

***Actualización: Alejandra nos deja en comentarios su página web. Mil gracias.

2 comentarios:

Alejandra Alarcón dijo...

Holaa, que lindo eso que escribiste, te mando la pagina que ya esta al aire nuevamente
http://www.alejandra-alarcon.com/

un saludo
alejandra

La pequeña Delirio dijo...

Gracias Alejandra, estaría genial verte por estos lares, o publicada o en exposición. Un auténtico placer.