lunes, 31 de marzo de 2008

Ultimate Flash Gordon

Tengo la impresión de que a Antonio Lara le hubiera agradado este revival comiquero audiovisual que estamos viviendo de un tiempo a esta parte. Hubiera disfrutado con Héroes, de eso estoy segura, aunque la idea de una revisión de su adorado Flash Gordon no sé cómo la hubiera encajado. Los mitos de infancia siempre resultan complicados de adaptar. Las exigencias se retuercen y la tolerancia se resiente. Supongo que es por ello que no me estimula demasiado la idea de que Ridley Scott vaya a adaptar al cine el Mundo Feliz de Huxley. Alien y Blade Runner las parió hace demasiado tiempo y, aunque Dicaprio me merece un cierto respeto, la duda todavía campa por mis carnecitas...

El origen del mundo

Esta (re) visión del origen del mundo, de Courbet, corre a cargo de la subversiva Pipilotti Rist. La rescaté el otro día del archivo de la memoria por obra y gracia de una conversación. La magnífica Orlan fue de las primeras artistas en cuestionar este cuadro, allá por los setenta. Pipilotti, ya en la era del videoarte, cambió el primer plano por un globo terráqueo. Dificultando la visión o subrayando la obviedad del título. Un coño. Sin más. Las excusas para lo pornográfico son más interesantes cuanto más tiernas se presentan. Y las reflexiones sobre el cuerpo y la virtualidad, el pixel y la carne, se vuelven más complicadas conforme nos adentramos en estos tiempos tan líquidos, tan teóricos, tan visuales.

The end of the world - The Cure

viernes, 28 de marzo de 2008

Destroy everything you touch

Esta bella durmiente, obra de la artista Moki, me recuerda a este video de Ladytron. Irradia una paz extraña, casi perversa. Si tienen curiosidad por despertarla pásense por la Galería Iguapop antes del 26 de abril.

Mi bañera

No se pregunten el porqué de esta reflexión. Mientras navegaba por la virtualidad, me he imaginado en la bañera, mi bañera. La canción de Pauline en la playa me ha transportado a mi maravillosa "sala de espera, ese lugar de trabajo, ahí donde siempre me relajo" y, de repente, este documento gráfico me ha saludado desde el otro lado del espejo.

¿No les parece fascinante? ;)

jueves, 27 de marzo de 2008

El cuerpo tiene sus razones

"Nuestro cuerpo es nosotros mismos. Somos lo que parecemos ser, pero nos negamos a admitirlo. No nos atrevemos a mirarnos. Por lo demás, ni siquiera sabemos hacerlo. Confundimos lo visible con lo superficial. Sólo nos interesamos por lo que no podemos ver. Llegamos incluso a despreciar el cuerpo y a quienes se interesan por su cuerpo. Sin detenernos en la forma -el cuerpo-, nos apresuramos a interpretar el contenido, las estructuras psicológicas, sociológicas, históricas. Durante todo la vida hacemos juegos malabares con las palabras para que éstas nos revelen las razones de nuestro comportamiento. ¿Y si tratásemos de buscar, a través de las sensaciones, las razones del cuerpo?"

El cuerpo tiene sus razones - Por Thérèse Bertherat

Lecturas no recomendables

Un descubrimiento feliz, porque hay que darle color a la semana y estamos a jueves. Lecturas no recomendables, una maravillosa web donde encotraréis referencias y comics calentitos y tiernos.

También os dejo una web recomendadísima por el carcelero, sobre cómic, pero con un afán pedagógico distinto. Se llama El show de los hombres lobo y me ha arrebatado el corazón gracias a este articulazo sobre Wonder Woman.

La bola extra corre a cargo de Letoy, por si quieren hacer algún regalo especial.

martes, 25 de marzo de 2008

Estación fantasma


Noticia feliz. Abre la estación fantasma, la de Chamberí, en forma de museo. Viajen en el tiempo y sin máquina por el suburbano madrileño y de gratis. Una servidora de ustedes tiene ganas de pasearse por estos andenes sesenta de la línea 1 ¿Se la podría considerar una muerta viviente?

Otro misterio urbano desvelado...

lunes, 24 de marzo de 2008

The Pervert’s Guide to Cinema

“El problema no es si nuestros deseos son satisfechos o no, sino cómo saber qué deseamos. No hay nada natural o espontáneo en el deseo humano. Necesitamos que se nos enseñe a desear. Por eso, el cine es el arte perverso por antonomasia, pues no nos dice qué desear sino cómo desear”.

Slavoj Zizek dixit.

Y en el enlace, The Pervert’s Guide to Cinema!!!

jueves, 20 de marzo de 2008

miércoles, 19 de marzo de 2008

Nubila en la Triángulo

Angélica Liddell plantea un viaje por el discurso de Nubila en clave de voz propia, pero el torrente desbordante de ideas e imágenes que contiene la obra obliga a escenificarlo desdoblando a Nubila en múltiples voces, como un espejo estallado.

Fetish, fetish!!!

Me gusta tener coartadas, para qué nos vamos a engañar. De ahí que estas fotografías, ideadas por David Lynch, me ayuden a apuntalar en el córtex de mis contemporáneos las magnas cualidades de este incomprendido visionario. Estos son argumentos y lo demás tonterías pseudointelectuales. Gemelos irresistibles sobre tacones imposibles. Poder en estado puro.

Y hablando de podofilia, ha llegado a mis oídos que Taschen está a punto de editar un maravilloso tomo donde el fotógrafo Ed Fox desnuda los pies de las diosas del porno. No sé a qué esperan para reservarlo en su librería más cercana. Compartir con el librero sus más bajos instintos debería ser casi una obligación. Queridísimo Elmer Batters, no estás solo.

Admitir que servidora de ustedes cultiva los suyos propios...

Sandy Skoglund


Muere Arthur C. Clarke

Comenzó a escribir ciencia ficción al finalizar la guerra. Su primer cuento publicado fue Partida de Rescate, que apareció en el número de mayo de 1946 de Astounding y que le sirvió como punto de partida de una fructífera carrera. Entre sus primeros relatos destaca El centinela (The Sentinel), que sirvió de base para su novela 2001: Una odisea espacial (1968) y para la película del mismo nombre del director Stanley Kubrick.

La triste noticia la he leído primero aquí, de madrugada y con una mandarina atragantada...

martes, 18 de marzo de 2008

Despentes strikes back!!!

Lo que está claro es que si hubiera nacido hombre yo no estaría contento. Sorprende ver la cantidad de hombres que dan la impresión de vivir aferrados de ese modo a su argolla de masculinidad. Se trata en todo caso de una amputación emocional brutal, constante y de lo más exigente. Creo que asistimos en directo al hundimiento de la ‘norma heterosexual’, y que sería urgente acompañarlo de discursos innovadores sobre la masculinidad. Si nos imaginamos que las cosas van a seguir veinte años más, tal y como están, creo que asistiremos a una verdadera explosión de los géneros y de las convenciones culturales y políticas que nos constriñen desde hace siglos.

lunes, 17 de marzo de 2008

Petra Mrzyk y Jean-François Moriceau

La imagen es de Petra Mrzyk y Jean-François Moriceau. La he encontrado en Ellas claman venganza. Sus ilustraciones son perfectas para ilustrar momentos. Y personas.

Niñas crepusculares y contradictorias

Y cazadoras de sueños. De la mano de Suigyo No Majiwari (Vía). También he encontrado algunos Objetos frágiles, latentes y sagrados. El milagro del cuento en palabras de su arquitecto.

La mejor manera de describir un cuento es contándolo. ¿Os dais cuenta? Para describir un cuento es necesario contarlo. Es mitad funambulismo, mitad sueño. Cuanto más preciso es el mapa, más se asemeja al propio territorio. El mapa más preciso posible sería el territorio en sí, lo cual sería absolutamente exacto y absolutamente inútil. Un cuento es, a un tiempo, mapa y territorio. No lo olvidéis.

Después de la tormenta

La desaparecida vuelve e intenta ponerse al día. La prensa no ayuda. Leo sobre el exnovio de una peluquera. La peluquera está muerta.

He sobrevivido a los idus de marzo, contra todo pronóstico, y mañana me corto el pelo. Me han dado noticias buenas estos días pasados, he visitado edenes virtuales -y reales- y me han enviado mensajes diosas en tecnicolor. He comprado libros, he ordenado mundos y he planeado dos cómics. Dos. He escrito tres reportajes. No he ido al cine, pero visitaré un teatro. El miércoles huyo a las dos de esta oficina y Salamanca se revela como destino probable.

He dado tres clases en la facultad y me han sentado bien. Me acompañaron hermosos duendes de ojos grandes y corazón inmenso. También se dejó caer por estas latitudes parte de un universo virtual en plena expansión. He vivido, como dice la canción, cuatro estaciones en un día.

¿Y ahora? Es lunes y siento calor.

Crowded House - Four seasons in one day
Cat Power - Free (libre, que no gratis)

domingo, 9 de marzo de 2008

sábado, 8 de marzo de 2008

Una Cura de tres horas

Bueno, en realidad fueron dos horas y media, pero no nos vamos a flagelar por haber llegado tarde porque, en ese tiempo que fue oro, al orondo Robert Smith le dio tiempo a llamarnos lazys, a no cantar media canción por culpa del enfado, a admitir que le gusta España, a brindarnos cuatro bises y a presentar tres nuevas canciones que dejaron un poco frío al personal.

También dijo que nos quería. Y nosotros a él porque, anoche, se hizo querer. Y mucho.

La adolescente en conflictos que se crió con Disintegration, Pornography y Bloodflowers disfrutó de las canciones, de la puesta en escena, del ambiente, de su hermana cantando Friday I´m in love, de Lullaby en directo, de Killing an arab (si, esta canción va de lo que parece, made in Camus, y la interpretaron a tres días de las elecciones) y de las casualidades musicales.

Vimos el concierto desde las alturas. No puedo evitar pensar que esa posición elevada nos dio una perspectiva un tanto fría de la situación, pero un Palacio de los Deportes a rebosar entregado al pasado, saltando, gritando Boooooooooooys doooooon´t cry!!!! es algo mágico e indescriptible, un milagro heredado, un momento único y especial. No pudimos pedir más. Unas cuantas generaciones siguiendo un precioso ritual, salpicado de alcohol, porros y buen rollo. Porque anoche muchos padres buscaron niñera para poder comulgar una vez más hasta la madrugada con Robert Smith. Otros vieron al espectro del rock gótico por primera vez.

Algunos me han oído decir que me hubiera gustado haber nacido diez años antes. Me retracto. Ayer viví los oscuros ochenta en el siglo XXI. Y fui muy feliz.

viernes, 7 de marzo de 2008

Morning, Noon and Night

El tríptico qu emula El Jardín de las Delicias, de El Bosco, es de Mat Brown y se titula Morning, Noon and Night :)

The Cure - Friday I´m in Love

jueves, 6 de marzo de 2008

Cuenta atrás...

Estoy impaciente. No quería pero he leído las crónicas publicadas en prensa del concierto de ayer en Valencia. Hizo mucho frío y ellos se presentaron maquillados, de riguroso negro. El ambiente no pasó de tibio, pese al paisaje arquitectónico. Ellos estuvieron sobre el escenario durante tres horas. Como ha de ser. Quiero ver cómo se le corre el rímel a Robert Smith siete años después. Quedan pocas horas...

Y vuelven los ochenta, señores. Bauhaus se despide con un disco que todavía no ha llegado a las tiendas. Siouxise estará en Benicassim. Patti Smith resucita en Málaga para unos pocos elegidos. Y yo escucho Disintegration mientras me pierdo en el bosque...

Alice Creischer en el MACBA

La obra de Alice Creischer (Berlín, 1960) es intensamente narrativa. Se articula alrededor de la investigación de instrumentos de visualización de las formas, los momentos y las situaciones en que la historia del capitalismo y sus principios operativos se convierten en relatos de explotación, exclusión y distorsión de los principios fundamentales de la democracia.

El interés de Creischer por investigar las relaciones entre la política oficial (la representada en la actuación de los gobiernos), los negocios (las grandes corporaciones financieras y bancarias) y la cultura (donde se originan figuras y nuevos tipos de alienación y manipulación), se refleja a través de instalaciones, dibujos y collages, artículos y textos.

Su posición ética se subleva en contra de la crisis de los gobiernos liberales contemporáneos y la supuesta fatalidad de las crisis financieras, políticas y sociales. De algún modo, su trabajo se vincula a la tradición crítica de los dadaístas berlineses que dibujaron con una ardiente ironía la decadencia política de la República de Weimar tras la Primera Guerra Mundial, entroncando con tradiciones literarias asentadas en el romanticismo alemán.

miércoles, 5 de marzo de 2008

The Hunger


.

.

.


El hambre por una alternativa llevado hasta el extremo. Kate relee Madame Bovary mucho tiempo después. Ahora las motivaciones de su protagonista le son más cercanas, más amables, más humanas que cuando la conoció en la Universidad...

martes, 4 de marzo de 2008

Tarantino + Despentes

P. ¿Escribir: "Puesto que quería ser un hombre, he tenido una vida de hombre", no es una dimisión de su propia particularidad?

R. ¿Una dimisión con respecto a qué? ¿A mi "devenir mujer"? Nunca me he sentido dueña de una misión particular por ser mujer. Desde el exterior es desde donde se me hizo comprender que mis apetitos eran masculinos. Hubiera dimitido de mí misma aunque me hubiese comportado de otra manera. Si hubiese escuchado lo que me decían: a las chicas no les gusta tocar la guitarra eléctrica, pero sí los chicos que lo hacen; a las chicas no les gusta pelearse, pero sí los hombres que se pelean; a las chicas no les gusta ganar dinero, pero sí casarse con aquellos que lo tienen... No creo por un instante en la femineidad, que sería un despliegue biológico o químico de cualidades particulares en todas las mujeres. Tampoco creo más en la virilidad que reuniría a todos los hombres. No me parece que Bruce Willis y Woody Allen se parezcan en nada. Ni tampoco Britney Spears y Angela Davis. Dividir a la humanidad en dos partes para tener la sensación de haber hecho un buen trabajo me parece bastante grotesco.
.
.
.
.
.

P. No se termina, según dice, disfrazándose de hombres para avanzar ¿Cómo inventar la femineidad bajo presión sin caer en el conservadurismo o tirando de ideas preconcebidas?

R. No nos disfrazamos de hombres más que ellos. Lo que se define como lo que les pertenece, no les pertenece y no les conviene, ni más ni menos que a las que nacemos mujeres. Imaginar que la fuerza de carácter, la energía, la agresividad, el deseo, o los trapos más prácticos que seductores nos pertenecen en tanto que hembras es una herejía. A cada una le toca definir, según su trayectoria precisa y en la medida de sus posibilidades adónde quiere ir. Que opongan a mi femineidad el ejemplo de una novela donde dos mujeres matan a todo el mundo es una estupidez. No escribo para honrar ni deshonrar mi femineidad, sino en un contexto preciso y sobre emociones que no poseen género.


Virginie Despentes, autora de la novela que después fue peli Fóllame y el ensayo Teoría King Kong, entrevistada en El País long time ago.

lunes, 3 de marzo de 2008

Corazón depredador

Todos los impulsos que nos esforzamos por estrangular se multiplican en la mente y nos envenenan. Que el cuerpo peque una vez, y se habrá librado de su pecado, porque la acción es un modo de purificación. Después no queda nada, excepto el recuerdo de un placer o la voluptuosidad de un remordimiento. La única manera de librarse de la tentación es ceder ante ella. Si se resiste, el alma enferma, anhelando lo que ella misma se ha prohibido, deseando lo que sus leyes monstruosas han hecho monstruoso e ilegal.

El retrato de Dorian Gray - Oscar Wilde

domingo, 2 de marzo de 2008

Lisa Petrucci

¿Economía heterocapitalista?

Existe una lógica temporal de género asimétrica. La feminidad se devalúa tres veces más rápido que la masculinidad. Dicho de otro modo, una mujer (bio- o tecno-) de cuarenta y cinco años está fuera del mercado heterosexual, mientras que un hombre debe esperar a los sesenta y cinco para quedar obsoleto. Podríamos calcular la edad real en la economía heterocapitalista de una mujer sumándole quince años para acercarle a su equivalente masculino, restándole dos por cada suplemento de belleza (talla de pecho, delgadez, largura y espesor del pelo, etc.) y sumándole dos años por cada detrimento político y social (divorcio, número de hijos -cada hijo supone dos años más- , desempleo, etc.).

Tomemos un ejemplo: Helene tiene treinta y dos años, es una bio mujer divorciada con un hijo, se conserva en buena forma, hace yoga, es guapa, aunque no tiene un cuerpo perfecto, está delgada y trabaja en una compañía de seguros: 32+15+2+2-2-2-2=45. Esta es la dura realidad. Tendrá que dejar de pensar que tiene unos frescos 32 años, porque su edad real en la economía heterocapitalista es de 45 años. Bye bye Helene.


Testo yonqui - Beatriz Preciado